sábado, 17 de febrero de 2018

Yayo Daporta, una estrella merecida

Se ha convertido en un clásico en la cocina gallega, desde su apertura en 2005, y si siguen trabajando de esta manera espero que lo pueda mantener por muchos años. 

Preciosa la sala, con sólo 8 mesas y buen espacio entre ellas. Su peculiaridad de la bodega en la sala, para que el comensal pueda seleccionar directamente la botella, es un detalle a tener en cuenta en un restaurante pequeño.
En su web podemos encontrar las posibilidades de menú y menús de degustación que ofrecen, y en nuestro caso, dos adultos y dos niños de buen diente, escogimos el menú a la carta, con un primero, un segundo y un postre. Además ofrecen la combinación de vinos, decantándonos por los vinos de la zona.

De aperitivo nos ofrecieron su versión del cocido gallego, con un pequeño trampantojo interesante, muy buena elaboración.
En los primeros muy buen producto, puesto en valor en combinaciones acertadas y sin estridencias, estupendas combinaciones para degustar los pescados y mariscos y pescados de las rías galegas:
Vieiras a la gallega, navajas de la ría, choquitos en su tinta en forma de tallarines y sashimi de xarda. 
Sashimi de xarda
Vieira a la gallega




De segundo un cabrito asado con hummus de garbanzos, sabores delicados y que se compenetran muy bien, muy buena la ración y presentación de choquitos en su tinta, diferente elaboración como segundo y primero, delicioso el salmonete con caldo de gallo y muy bueno el xurel con piel falsa, un detalle espectacular y muy bien elaborado.
Xurel a la brasa
Choquitos en su tinta
Cabrito con hummus

Los postres son elaboraciones que vienen manteniendo en carta desde hace tiempo, como el imperial de chocolate o el cremoso con helado de chocolate, muy interesante la crema de leche frita con arroz con leche caramelizado, y fresco el melón cítrico.

Buenas las elaboraciones que acompañan el café, con una perla deliciosa, buena trufa de choco, y muy agradable el detalle del producto gallego con la bica y la orella de entroido.

La relación calidad-precio me parece estupenda, 48€ el menú por persona, bodega aparte, lo que permite volver a él sin que la cartera se resienta demasiado.

viernes, 5 de enero de 2018

Roscón de Reyes: versión I

Siguiendo las indicaciones de http://www.recetasderechupete.com/roscon-de-reyes-receta-navidena/2740/ me decidí a experimentar con el roscón este año por primera vez, aún teniendo en cuenta que el termostato de mi horno en Alicante no funciona como a mi me gustaría.

La receta en la web de Alfonso López está perfectamente explicada, y no he necesitado usar los vídeos que cuelga en la web para seguir cada uno de los pasos.

Un par de comentarios en cuanto a la dificultad de la receta:

Si estáis acostumbrados/as a hacer masa de pizza, esta os parecerá muy pegajosa. El trabajarla es un poco más complicado. Le he ido añadiendo harina en el amasado, en parte porque los huevos eran bastante grandes. Quizás me hubiera venido bien unos 15-20 gramos de mantequilla más en la masa, por el exceso de harina, pero aunque se ha quedado un poco pegada por la encimera al comienzo del amasado, la he podido dejar reposar sin problemas y ha subido casi como la espuma.



Masa antes de reposar.
Y a la mañana siguiente me encontré con una masa superesponjosa que había duplicado el tamaño. 
A partir de ahí,  dividirla en dos, darle forma de roscón y reposar un buen rato más. Así hemos conseguido dos buenos roscones.

En forma de roscón.

Después pintarlo con huevo y añadirle el azúcar, y voilá!


A Moa, rúa de San Pedro. Santiago

Un bar y restaurante que realmente vale la pena en la zona de la rúa de San Pedro, zona en la que se ha incrementado muchísimo la oferta estos últimos años.
En A Moa se ofrece un punto de vista diferente con producto gallego de calidad, realizando una cocina más creativa y elaborada que en otros restaurantes de la zona.
El bar de entrada en la planta superior es estupendo para tomarse un vino y charlar un rato, y en la planta baja encontramos una cocina abierta y una sala de piedra con cómodas sillas y mesas de madera. La terraza es un lugar muy agradable para las noches de verano, aunque en diciembre no es recomendable;-)

En esta visita disfrutamos del menú del día, que por 15€ ofrece tres primeros y tres segundos, siendo platos que habitualmente encontramos en la carta.

De primero tomamos ensalada de quinoa, muy bien aliñada, y una ensalada de jurel suavemente escabechado, que me pareció espectacular. Los niños disfrutaron de las croquetas de pulpo á feira, uno de los mejores entrantes de la carta, para mi gusto.
Ensalada de jurel escabechado

De segundos tomamos la croca con puré de calabaza, y el bacalao. La croca es otro de los platos que ya habíamos disfrutado en otras ocasiones, muy tierna y jugosa, y un puré muy bueno de textura y sabor. En cuanto al bacalao, acompañado de un puré de patata y emulsión de coliflor, bien de punto de sal y de cocción.
Croca con patatas (para os nenos)

Bacallau con puré e couveflor
Buenos postres, como los tres chocolates, el capuccino -crema ligera de café en el fondo- o la versión de la tarta de queso.
Capuccino
Tres chocolates

Para un menú del día, a 15€ por persona, es un lujo unos platos como estos.


viernes, 29 de diciembre de 2017

Restaurante Brel Campello

Localizado en el paseo de Campello, enfrente del mar, comenzó su andadura hace años centrado en los platos de cocina italiana, con pastas frescas y pizzas de masa fina. Ha ido evolucionando, ofreciendo platos de corte más creativo, con fusión asiática en muchos de ellos, y una buena carta de vinos.
En nuestra última visita pudimos degustar las pizzas, ya que los niños no pudieron con ellas, en las que sigue demostrando este restaurante su buen hacer. Para los adultos las croquetas de parmiggiano, que resultaron algo frías en el centro, aunque muy buena la textura. También probamos la oreja de cerdo, muy bien su textura, destacando la combinación de sabores.

Oreja de cerdo.

En cuanto a los segundos, los dos platos con tintes asiáticos que pedimos, pas thay de calamar y albóndigas de atún rojo, excesivamente picantes, cuando no lo advierte en la carta, y no pasaban de templados. Realmente nos decepcionaron. Sin embargo la costilla de cerdo estaba bien de temperatura, gran punto de cocción y muy sabrosa. Los postres recomendables.

Precio alto, principales entre 18-25€.


Costilla

Albóndigas de atún.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Baoki, toques asiáticos en el centro de Alicante.

En la calle Bazán 45, muy cercano al teatro principal, encontramos este pequeño local, que quiere hacerse un hueco en la variada oferta alicantina.
Cocina fusión, con toques tai y vietnamitas, mezclados con productos autóctonos, dan una carta sencilla pero que permite compartir y probar sabores diferentes a los habituales por estos lares.

Buenos nem, completa ensalada, bolitas de pulpo con salsa especiada son parte de los entrantes para compartir.
Y después diferentes tipos de Bao, el pan bien elaborado, el relleno correcto, aumque en algún caso demasiado españolizado.
Cervezas asiáticas y pocos postres, aunque el chocolatastico está realmente bueno.
En cuanto al servicio, lento para un local pequeño. Aún teniendo
5 personas en el servicio, las cargas de trabajo mal distribuidas hacen que alguno esté cruzado de brazos y la camarera sobrepasada. Eso sí, una vez empiezan a servir la comanda la cosa va rápido, pero la espera anterior se hace pesada.

lunes, 21 de agosto de 2017

A Horta do Obradoiro, cociña elaborada

Xa se está a converter nun clásico na zona vella, cunha preciosa terraza onde tomar algo, e unha sala ben decorada e moi cómoda para gozar dunha comida elaborada mais centrada no producto.
Entrantes como o boliño de pan de castañas recheo, croquetas, empanada de millo ou ensalada de tomatiños a precios contidos. Tamén a posibilidade de tomar algún bivalvo, como as navallas con yuzu ou as ameixas. 
Boliño de pan de castañas recheo.
Aperitivo de froitas aliñadas.


De segundo pratos abundantes, cunha interesante oferta de peixes do día, en elaboracións cuidadas, ou carnes como o codillo ou o rabo de vaca ben preparadas.

Nos postres o leite frito ou a escuma de mazá, ben resoltos.
So lle poño a pega de non acompañar o café cun pequeno doce.
En resumo, boa cociña e boa atención en sala, a precios non moi elevados.

martes, 8 de agosto de 2017

Abastos 2.0, Santiago, mercado de abastos

Varias opciones nos ofrecen en el Abastos, sesión vermú o cena, con una serie de platos, centrados en el producto que se obtiene en el mercado de abastos, fundamentalmente pescados y mariscos, con un tratamiento sencillo del producto.
En el ghalpón, justo enfrente, podemos degustar los platos sentados, y los jueves es la noche de la hamburguesa, que realmente merece la pena por su relación calidad-precio.
En el local primitivo del abastos, podemos tomar algunas tapas para compartir, pagando en función de lo que comamos, o tomar un menú de degustación por unos 30-35€ por persona, en la mesa alta en el interior.
De los platos que más me gustan encontramos:
- Ceviche de pescado, en este caso de sargo, con acidez y picante bien ajustados.
- Mejillones tigre, picantes pero sin arder en la boca.
- Tartar de bonito del norte, acompañado con una crema de aguacate.
- Bocadillo de merluza, en su punto el pescado.
- Zamburiñas al horno, en su punto de cocción.
- Pulpo a la plancha, con berza de A Finca dos Corvos, realmente buena.

También deliciosos los berberechos o percebes, simplemente cocidos en su punto.

Debemos dejarnos aconsejar en lo que se refiere a cervezas artesanas o vinos autóctonos.

Un local que merece la pena.